Anochecer [Relato]

Cuando la era de las guerras llegó, nuestra aldea no se intereso en ellas. Era algo lejano e imposible, confuso y poco interesante. Era para nosotros como una predicción de tormenta; tarde o temprano caería y tal así se iría.
Aquel día llego al pueblo un comerciante algo extravagante y particular, a toda persona que cruzaba le decía: -“…Aun tienen tiempo, corran la guerra se acerca, toda la tierra quedara cubierta de cadáveres. Miles de cadáveres miraran al sol de la mañana y si no me creen ustedes serán parte de ellos, decenas de miles…”-.
La gente se amontonaba para oír a aquel forastero que no había vendido nada en el pueblo. Ya muchos guardianes lo habían visto y minuto a minuto se acercaban mas a el. -“…Créanme huyan a Länif aun tienen tiempo…”-
Uno de los campesinos del pueblo le pregunto: -¿Qué razón hay para que nos ataquen?-. -¿Quiénes son, los Brûros o los eNist?-
El comerciante le contesto: -…No son hombres son bestias de la noche que tienen ansias de sangre, dolor y putrefacción. No hay esperanzas, no hay consuelo ni sobrevivientes; todos morirán en sus manos…-
Cansados de tantas historias ficticias los guardianes del pueblo tomaron al comerciante y lo expulsaron del pueblo; las personas estaban a punto de caer en pánico, de no haber hecho esto el caos se hubiera sembrado en el pueblo.
El tiempo paso y la noche callo en el pueblo con una llovizna de otoño.
A la mañana siguiente el sol salio del horizonte cubriendo a miles de cadáveres.
  1. Leny dice:

    Hola Daniel!
    Te dejé un premio en mi blog! Pasá a buscarlo cuando quieras!
    Besos

  2. Hola, Daniel. Me he fijado que has incluído el banner de mi sitio y yo sin saberlo. Hala, ya tienes el tuyo en mi blog, en el sidebar derecho, donde tengo los Enlaces Superinteresantes. Un saludo tétrico, ja ja. :)

Deja un Comentario para Leny